CONCEPTRADIO.COM sitio en mantenimiento

Icono

Primera radioblog argentina. Pioneros en webradio

FLORENCIA DE LA V Y SU NOVIO SELLARON SU AMOR

Detrás de una montaña lejana, el sol se esconde. Quiere ser testigo, pero ya es demasiado tarde. El último rayo desaparece, aunque la luz de doce antorchas mantiene encendida la pasión de la isla de CARAS. Florencia de la V aparece íntegramente vestida de blanco. De su pelo estilo sauvage se desprende una orquídea, que encontró en uno de sus paseos entre la vegetación. Pisa la arena con el encantamiento de una novia. Las huellas se suceden y su trazo se pierde en el horizonte. Recorrió un largo camino para llegar hasta aquí. Un trayecto de sacrificio y prejuicios, que fueron sepultados por el cálido aplauso final. Una carrera brillante, de progreso, de más de una década en el espectáculo, luchando por lo que soñó y, al final, logró. En ese largo recorrido, Pablo Goicochea, su novio desde hace nueve años, siempre estuvo a su lado. La pareja llegó el jueves 15 a Angra dos Reis con el afán de descubrir un lugar encantador. Pero, se sorprendieron, además, con uno de los momentos más especiales de sus vidas. Siguiendo la tradición bahiana, los novios iniciaron su compromiso con una ofrenda a Iemanjá, deidad protectora, que cumple sueños y anhelos. En un pequeño barco, se obsequiaron velas, orquídeas, un peine, un espejito y hasta un frasco de perfume, para homenajear a la Santa que consagraría la unión. Como indica la tradición, ambos pusieron el barco en el mar para que, en algún punto del océano, Iemanjá se haga dueña de la ofrenda e ilumine el camino de la pareja. Después del rito, llegaría el intercambio de los anillos. Una caricia de sabiduría al prejuicio, la consagración de un vínculo fuerte, que se edificó en el diálogo, y se consagró en un verdadero paraíso. Para ser testigos de la unión, la actriz viajó junto a su amigo, el actor Mariano Iúdica que fueron con su mujer, Romina su pequeño hijo, Salvador. El champagne rosé bañó el momento de emoción y exuberancia, y el grupo “Abadá Capoeira” coronó el atardecer con un show de la tradicional danza de origen afro. De su consagración en el espectáculo, del amor, de la vejez, de sus sueños de madre y de todas las cuestiones que motivan su existencia habló Florencia, una mujer que rinde un culto fundamentalista a la femineidad.

Archivado en: Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: