CONCEPTRADIO.COM sitio en mantenimiento

Icono

Primera radioblog argentina. Pioneros en webradio

FLOR DE LA V: "SON TODAS UNAS TILINGAS"

Florencia de la V volvió a la carga y apuntó contra la nueva generación de vedettes, a las que se refirió como “una manga de pirujas”.

“En lo que va de la temporada todavía no vi ni un sólo móvil donde aparezca un buen traste. Carlos Paz está lleno de aspirantes a vedettes que después no dan notas o, si lo hacen, salen tapadas hasta el cuello, parecen embolsadas adentro de sus camperas”, dijo De la V.

La artista tomó posiciones del lado de su amiga Moria Casán, quien, en cuanta oportunidad tiene, no deja de atacar a la nueva generación de vedettes-bailarinas que pululan en las salas de verano.

De la V, en su ola de críticas, puso como ejemplo a seguir a Mirtha Legrand porque “sale todas las noches y deja que el público se le acerque, la bese y la tironee de todos lados” y en el mismo sentido enfatizó que “es increíble cómo la máxima figura de la Argentina se deja ver y estas pirujas salgan corriendo cuando ven un flash”.

Como es habitual en ella, De la V no tuvo reparos a la hora de brindar algunos ejemplos con nombre y apellido.

“Luciana Salazar hace unas fotos terribles, en pelotas y con insinuaciones de todo tipo. Eso sí, cuando Gasalla le pide que muestre las tetas arriba del escenario se niega. Es una ridiculez. Si ella vende eso todo el tiempo y es por lo que la convocan, ¿de qué se la da?”, arremetió.

Para la capocómica, en la actualidad el concepto de “vedette”ha perdido su esencia y ello generó “una profunda decepción en el público”.

“Moria es una vedette con todas las letras. Tiene 60 años y hace los móviles con la tanga subida hasta el cuello y las gomas que se le salen por el escote. Ella entiende cómo es esto. Da lo que le vendió a la gente, lo que compraron de ella”, dijo.

La protagonista de “El champán las pone mimosas” asegura que el teatro de revista “está devaluado” y que sufre un “gran vacío” debido a la falta de orientación de los nuevos artistas.

“Las chicas nuevas se matan por encabezar, pero una vez que se calzan el conchero quieren ser actrices y salir sin maquillaje en una tira de Pol-Ka. Piensan que eso es su gran consagración ¡por favor! Yo les aviso que una vez que muestran el traste, no vas a convertirte en la Klosterboer”, advirtió.

En su opinión, el principal problema de la nueva generación radica en que una vez que levantan vuelo se niegan a cumplir “con exigencias básicas de la profesión” como sacarse fotos, firmar autógrafos o enfrentar a la prensa.

“Hacer teatro significa mucho más que cumplir con tu papel en una función. La temporada tiene que ver con darle color y brillo a los lugares, ponerte espléndida, que la gente te vea y te saque foto”, relató.

Archivado en: Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: